Moverse en el Metro de Nueva York por algunos puedes ser como aprender a jugar al ajedrez. Pero la verdad es que no es así.

Hay que decir que la red metropolitana es una de la más grande del mundo, y también, una de las pocas que funciona 24 horas al día todo el año. La gran mayoría de las estaciones de metro son inmensas. Si piensas que en la estación de Time Square existe un tren, la línea S, que sirve para desplazarse entre las numerosas líneas de la misma estación, te puedes imaginar cuanto de grande es.

Me acuerdo todavía de mi primera impresión del Metro de Nueva York. Estaba en la calle 8th con la 14th. Una vez en el andén, después de un ruido ensordecedor proveniente de los frenos del tren, llegaron vagones kilométricos que se pararon para recoger y dejar salir a más de un centenar de personas. Encontrar al maquinista del metro conducir desde la mitad del tren, me sorprendió mucho. Además encontré aún mas insólito, que todas las estaciones estaban anunciadas por el conductor en lugar de la voz automática. Solamente en unas pocas líneas hay posibilidad de ver a que estación estás llegando, aunque ya se empezó un proceso de reforma.

Moverse en el Metro de Nueva York, te resultará practico, el modo más económico y al final sencillo

Fíjate en la letra o en el número que va asociado a la estación a la que deseas ir. Así no tendrás inconvenientes. No tengas prisas en subirte. Muchas veces me ha pasado que por las prisas me he subido en un metro “Express”. La consecuencia fue que no he podido bajar en mi parada y mi recorrido se hizo más largo de lo que realmente era.

Cuando se acerca el tren mira siempre si el metro es Local o Express. El local se para en todas las estaciones. Al contrario el Express, se detiene solo en algunas paradas, para que el recorrido sea mas rápido. En el mapa oficial del metro las paradas express están identificada con un color blanco en lugar del negro.

recomendación

Para saber hacia donde dirigirte y que dirección del tren tienes que tomar, recuerda siempre los cinco distritos de Nueva York. Manhattan es una isla alargada. Arriba están el Bronx y Harlem. Por último a la derecha quedan los barrios de Queens y Brooklyn.

Si te mueves dentro de Manhattan, para no confundirte de dirección, mira siempre en la boca del metro. Si pone “Uptown” (dirección norte) o “Downtown” (dirección sur). Hay entradas que van directas a un sentido del andén. Antes de bajar mira la dirección, si te equivocas tendrás que pagar otra vez.

Ahora sí, toca comprar los billetes, seguramente te resultará útil este artículo.

Write A Comment